Ir al contenido principal

Una nueva vida en tus brazos


Hola a todos amigos. Como se puede prever, la cosa hoy va sobre el parto, en especial sobre ese momento cúlmine en el que la mujer rompe ese lazo físico estrecho que le une a su bebé, y donde tú, como residente de matrona como es mi caso, estallas de emoción por poder estar presente en dicho momento, y sobre todo, por poder asistir, ayudar, acompañar, colaborar... y todos aquellos verbos maravillosos que podamos encontrar, a que esa nueva vida llegue a este mundo, a que respire y vea por primera vez a su mamá.

Nunca tuve claro lo que quería hacer en mi vida, no he sido una chica de proyectos claros, pero ahora me doy cuenta de que todo me ha llevado hasta aquí por algo, y es que soy feliz y preveo que seré muy feliz dedicándome a esta profesión. Me encanta la enfermería y todas sus facetas, pero la obstetricia, sin ser algo que yo desease con todas mis ganas desde el comienzo como le pasa a mucha gente, ha sido todo un descubrimiento para mi, y 95% positivo podría decirse (reservamos ese 5% como margen para todas aquellos aspectos a mejorar en los que tenemos que seguir trabajando y avanzando, tratando de ser realista, y puede que no llegando a serlo jeje). ¡Me encanta este mundo!, unir el amor por la enfermería con el amor a la vida, da el mejor resultado que podría esperar, y ese es tener la oportunidad de poder llegar a ser matrona, acompañar a las mujeres en los momentos más felices de su vida y en los a veces, no tan fáciles, pero en definitiva, dedicarte por completo a la mujer. Doy millones de gracias por esta oportunidad.

Sin haber rotado todavía por paritorio, en cada una de las guardias que he realizado hasta ahora allí, he podido observar y realizar cada vez más tareas. Poco a poco van ganando confianza en ti, hasta tú vas confiando más en lo que haces y lo que piensas, van viendo que estás atenta, que aprendes sobre lo que te dicen, que te informas, que te formas... y eso se siente en el trabajo, se crea un buen ambiente de colaboración, llega un momento en el que te ves capaz de tomar alguna decisión (aunque todavía tengas que consultar todo antes de hacerlo, ¡mucho ojo!), pero esto es algo bajo mi punto de vista y de cualquier forma, fantástico. Entre otras muchas cosas, ya he tenido la oportunidad de asistir un parto (hasta el momento acompañada y siendo dirigida), de principio a fin. No todo es de color de rosa, es algo que debemos tener claro al entrar aquí, hay momentos más duros, momentos en los que la paciencia debe reinar, otros en los que la sensatez, la cordura, la tranquilidad, el sosiego, momentos donde debemos transmitir más que hablar, otros en los que la palabra manda, una información correcta y cercana, el acompañamiento... pero todo en su estilo es precioso, de todo se aprende, con todo se puede disfrutar. Ha sido muy especial para mi, sentir como mis brazos acogen por primera vez a una nueva vida, entregársela a su madre, ver cómo el núcleo familiar se forma, las emociones a flor de piel, risas, llantos, alegría... todo un arcoíris de sensaciones que estoy deseando volver a repetir. ¡Si, me encanta y disfruto con ello!.

Para terminar, me gustaría animar a todas aquellas personas que desean con todas sus fuerzas tener la misma oportunidad que yo, pero también a aquellas personas que, aunque todavía no lo sepan, luchan por esta plaza que les acabará llenando y haciendo felices. Animo a todos aquellos que luchan por su sueño, que no abandonan, que mantienen las fuerzas pese a las circunstancias, a los que abandonan pero sacan fuerzas para levantarse y continuar, y a todos aquellos que en definitiva van a encontrar su futuro en esto tras su esfuerzo. Hablo de la obstetricia y la ginecología en mi caso, pero este ejemplo se puede extrapolar a cualquier especialidad, a cualquier sueño profesional, sed constantes y luchadores, porque afortunadamente, no hay prácticamente nada imposible en esta vida.

¡¡Abrazos para todos!! y hasta la próxima :)







Entradas populares de este blog

Cómo elegir plaza de Matrona

¡Hola compañeros/as! Ya queda nada para el EIR 17 y con él el momento de decidir qué hacer con nuestra vida si cogemos plaza. ¡Vamos a hablar de ello!.Como sabemos no es un examen justo en absoluto, pero es al que nos tenemos que atener de momento si queremos formarnos como enfermeras especialistas en España. Afortunadamente ya queda muy poco para que el disgusto y los nervios pasen, aunque lo que nunca debemos de perder es la ilusión y la emoción por todo lo que hemos vivido y aún mejor, por lo que nos queda. Empezarán a verse los afortunados/as de conseguir una plaza en menos de lo que os imagináis, por lo que ya seguro que habrá más de uno/a dándole vueltas a la cabeza, entre que estudiáis una asignatura y otra, sobre el momento de la elección de las plazas, cuando os toque presentaros en el ministerio a pulsar el "Enter" que tanto os merecéis.



He comprobado que todos los años los nuevos residentes tienen siempre casi las mismas dudas sobre qué hospital elegir y en qué cri…

Traumas perineales y cómo evitarlos

En el anterior post hablábamos sobre las episiotomías, sobre qué porcentaje es el recomendado, qué actuaciones se están llevando a cabo en España, cómo cambian las tasas según el lugar, etc. Hoy hablaremos de qué podemos hacer por nuestra parte las mujeres —con colaboración si es necesario o si se desea de la pareja—para no solo evitar una episiotomía (aunque tenemos que tener en cuenta que aquí no solo influyen factores maternos, también están los de sufrimiento fetal), sino para evitar también los temidos desgarros y sus consecuencias.
Sí, es lo que estás pensando, vamos a tratar el tema del Masaje Perineal, además de explicar algunos conceptos que nos ayudarán a entender todo mejor.




Cada vez hay más estudios que relacionan el masaje perineal con la prevención de traumatismos perineales y su efectividad según se realice en primeros embarazos, en segundos, si se realiza con un tipo de aceite u otro... es un tema que permite un amplio catálogo de estudios aleatorios, que por otra par…

Cesárea y Episiotomía: ¿Grandes enemigos?

Esta mañana vamos a hablar sobre dos de los grandes temas de la obstetricia, y sobre qué supone ésto en nuestro país. Éstas son: la cesárea y la episiotomía.  



La idea ha surgido tras leer algo que me ha parecido interesante, es un estudio de Rafael Vila-Candel que podéis encontrar en la revista de Matronas Profesión (lo podéis leer en este enlace: https://goo.gl/bgMDSo) donde se ha observado que las mujeres lectoras de su blog —que trata sobre embarazo, parto y lactancia—, eligen éstos dos temas principalmente en sus búsquedas. Podemos pensar fácilmente en estos dos acontecimientos como complicaciones comunes de cara a un parto, y más aún si el público que accede a esta información no es sanitario, por lo que, aunque sea un tanto difícil extrapolar lo que concluye este estudio a toda la web, no sería de extrañar que realmente ocurriese ésto en la mayoría de las redes que encontramos relacionadas con la maternidad.
Nos cuenta el estudio que un 69.8% de las mujeres que consultaron esto…

Autora

Mi foto
María José Avila Perez
Enfermera y matrona. Amante de los viajes, soñadora nata y coleccionista de pequeños detalles.

Sígueme por Email